• Dr. Joaquín Archibaldo Hope

AMIGDALECTOMÍA INTRACAPSULAR CON BISTURÍ DE PLASMA

¿Qué son las amígdalas y para qué sirven?


Las amígdalas palatinas son tejido linfoide delimitadas por una cápsula, que las separa de estructuras más profundas, que se encuentran ubicadas en la orofaringe . Están recubiertas por epitelio respiratorio que se dispone formando criptas, que les dan su aspecto característico, y facilitan el contacto de las sustancias que penetran en la boca con el tejido linfático. Su función es de defensa, al reconocer a los microbios patógenos con los que entran en contacto, contribuyendo así a proteger a la mucosa respiratoria y digestiva de infecciones. No obstante, las amígdalas pueden ser a su vez causa de enfermedad, infectarse crónicamente y dejar de tener la misión defensiva que se le atribuye, por lo que puede hacerse necesaria su extirpación.

¿Qué es la amigdalectomía intracapsular?

La amigdalectomía es una cirugía que consiste en la extirpación de las amígdalas palatinas, y continúa siendo una de las cirugías más realizadas en otorrinolaringología. La técnica de la amigdalectomía ha evolucionando a lo largo de la historia, pero en todas las técnicas clásicas se realiza la extirpación completa de la amígdala con su cápsula, lo que habitualmente se acompaña de dolor postoperatorio intenso, y puede dar lugar a complicaciones tales como hemorragia, dificultad en la alimentación y deshidratación.

La amigdalectomía intracapsular consiste en la reducción del tamaño de la amígdala, conservando su cápsula, por lo que no se dañan los grandes vasos sanguíneos ni los músculos faríngeos subyacentes, lo que se traduce en menor dolor postoperatorio, menor incidencia de sangrado intra y postoperatorio y en una recuperación más rápida.

¿Cuándo debe realizarse una amigdalectomía?

Las principales indicaciones son:

  • Hipertrofia amigdalina o amígdalas excesivamente grandes que provocan obstrucción de la vía respiratoria superior, generando ronquidos e incluso el síndrome de apnea-hipoapnea obstructiva del sueño (SAHOS).


  • Amigdalitis caseosa o acúmulo en las criptas amigdalinas de detritos celulares, moco y restos alimenticios, degradados por la acción de las bacterias de la boca, originando molestias, inflamaciones frecuentes y halitosis.


  • Amigdalitis de repetición:

  • 7 o más episodios al año

  • 5 episodios al año durante 2 años consecutivos

  • 3 episodios al año durante 3 años consecutivos

¿Qué ventajas aporta el bisturí de plasma?


Con el bisturí de plasma se crea un campo electrolítico con la suficiente energía para destruir los enlaces moleculares en los tejidos, haciendo que de este modo las moléculas se separen unas de otras, obteniendo como resultado una reducción focalizada y controlada del volumen tisular. La energía no atraviesa directamente el tejido, por lo que el calor transmitido es limitado, manteniendo una temperatura de trabajo controlada en unos niveles mucho más bajos (40-70ºC) que con el electrobisturí tradicional (250-350ºC). La disminución de la generación de calor y la mayor precisión que permite la tecnología de plasma se traducen en una menor inflamación de los tejidos sanos adyacentes, una disminución significativa del dolor postoperatorio y una cicatrización más rápida, lo que facilita la reducción del tiempo de recuperación.

Entradas Recientes

Ver todo