top of page
  • Foto del escritorDr. Joaquín Archibaldo Hope

Feminización de la voz: ¿en qué consiste y cómo se consigue?




La voz es un elemento esencial de la identidad personal. Es una forma de comunicación, de expresión de emociones y de construcción de relaciones sociales. Por ello, para las personas transgénero, que no se identifican con el género asignado al nacer, la voz puede ser un elemento de conflicto.


La feminización de la voz es un proceso que consiste en modificar las características vocales de un hombre para que adquieran un tono y timbre más femeninos. Este proceso es importante para muchas personas transgénero, ya que les permite sentirse más cómodas con su identidad y expresarse de forma congruente con su género.


Diferencias entre la voz masculina y la femenina

La voz masculina y la femenina se caracterizan por una serie de diferencias, tanto en el tono como en el timbre. El tono de voz es la frecuencia fundamental de la voz, es decir, la nota más grave que puede emitirse. El timbre es la calidad de la voz, que está determinada por factores como la resonancia, la intensidad y la duración de los sonidos.


En general, la voz masculina tiene un tono más grave que la voz femenina. Esto se debe a que las cuerdas vocales masculinas son más largas y gruesas que las femeninas. Además, los hombres suelen utilizar una mayor cantidad de aire al hablar, lo que también contribuye a un tono más grave.


En cuanto al timbre, la voz masculina suele ser más ronca y menos resonante que la voz femenina. Esto se debe a que los hombres tienen una laringe más grande que las mujeres, lo que produce una mayor vibración de las cuerdas vocales.


Tratamientos y terapias no quirúrgicas

Existen dos tipos principales de tratamientos para la feminización de la voz: quirúrgicos y no quirúrgicos. Los tratamientos no quirúrgicos son los más comunes y consisten en la práctica de ejercicios vocales y técnicas de voz.


Ejercicios vocales

Los ejercicios vocales son una forma efectiva de aprender a controlar los músculos de la laringe y la garganta. Estos ejercicios suelen centrarse en el estiramiento de las cuerdas vocales y en el desarrollo de una respiración más controlada.


Técnicas de voz

Las técnicas de voz son métodos específicos para producir un tono y un timbre más femeninos. Estas técnicas suelen enseñarse por un logopeda, un profesional especializado en el tratamiento de los trastornos de la voz.


Algunos ejemplos de técnicas vocales para la feminización de la voz son:

  • La elevación del paladar blando: el paladar blando es una estructura muscular que se encuentra en la parte posterior de la boca. Cuando el paladar blando se eleva, ayuda a producir un tono más agudo.

  • El uso de la resonancia: la resonancia es el fenómeno por el que las ondas sonoras se amplifican cuando se reflejan en una superficie. En la voz, la resonancia se produce en la boca, la garganta y el pecho. El uso de la resonancia puede ayudar a producir un tono más femenino.

  • El uso de la respiración: la respiración es fundamental para la producción de la voz. Una respiración controlada ayuda a producir un tono más estable y uniforme.

Cirugía de feminización de la voz

La cirugía de feminización de la voz es un procedimiento que se realiza para modificar la estructura de las cuerdas vocales. Este procedimiento puede ayudar a elevar el tono de voz y a mejorar el timbre.


Existen diferentes técnicas de cirugía de feminización de la voz, pero las más comunes son la glotoplastía y la aproximación cricotiroidea.


La glotoplastía es un procedimiento que consiste en la resección de una parte de las cuerdas vocales. Esto permite reducir la longitud de las cuerdas vocales y, por lo tanto, elevar el tono de voz.


La aproximación cricotiroidea es un procedimiento que consiste en acercar la tiroides a la cricoidea, dos huesos que forman parte de la laringe. Esto permite acercar las cuerdas vocales entre sí, lo que también eleva el tono de voz.


La cirugía de feminización de la voz es un procedimiento seguro y eficaz, pero puede tener algunos riesgos, como la pérdida de la voz o la disfonía. Por ello, es importante que se realice por un cirujano experimentado.


Conclusión

La feminización de la voz es un proceso importante para muchas personas transgénero. Este proceso puede ayudar a las personas a sentirse más cómodas con su identidad y a expresarse de forma congruente con su género.


Existen diferentes tratamientos y terapias para la feminización de la voz, tanto quirúrgicos como no quirúrgicos. Los tratamientos no quirúrgicos son los más comunes y suelen ser efectivos para lograr resultados naturales.

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page